Si hay un personaje público real que evoca a los imaginarios Bruce Wayne (Bruno Díaz) o Tony Stark ese es, sin lugar a dudas, el sudafricano Elon Musk (fundador de PayPal, Tesla Motors, SpaceX, entre otras compañías).

Es divertido que el mismo Musk es consciente de la similitud, al menos con el segundo personaje ficticio, llegando a aparecer en la película Ironman 2, donde incluso comenta con Stark su eventual colaboración en un motor de impulsión eléctrico.

 

Siguiendo la línea cómic y aunque no se conoce si mantiene alguna personalidad alternativa al estilo de los mencionados , también Musk tiene oponentes poderosos al igual que el Murciélago tiene al Joker. ¿Quién podría ser? Nada más y nada menos que Mark Zuckerberg, el creador de Facebook.

La inteligencia artificial para estos dos grandes genios

Controversia de gigantes de la innovación y del capital (al primero se le calculan más de diecisiete mil millones de dólares y al segundo unos sesenta y cuatro mil). La misma viene dada por las alertas que el dueño de Tesla ha lanzado sobre la Inteligencia Artificial (IA), en especial con la denominada “Inteligencia Artificial Fuerte”, es decir aquella que es comparable o supera a la inteligencia humana promedio.

Musk demanda una regulación YA, llegando lanzar frases como:

“Llevo años sonando alarmas y lo seguiré haciendo. Pero hasta que la gente no vea robots en las calles matando personas no sabrán cómo reaccionar, por que lo ven como algo etéreo, que no podría suceder”.

O esta:

“Estas tecnologías son inmortales, a menos que alguien las mate, las regulaciones deben actuar”

(Si se continúa con la línea cómic, recordemos que M.O.D.O.K el enemigo de Ironman es, por cierto, un ente nacido de una inteligencia computacional avanzada)

Zuckerberg critica a Elon Musk

El caso es que Zuckerberg ha criticado fuertemente el alarmismo de Elon Musk, siendo ambos quienes son y lo que representan en el progreso de las Nuevas Tecnologías, el debate es significativo, y está siguiéndose por interesados en la temática, así como por los principales actores públicos y privados. Musk ha llegado a decir que su oponente “tiene una idea limitada de la IA”.

El lector avisado de TECNEWS.PE recordará que ya publicamos tiempo atrás un artículo sobre cómo Microsoft había desactivado uno de sus BOTS, que se había  demostrado racista y maleducado, y que parecía hacer superado la Prueba de Touring.

Lo interesante es lo que ha pasado durante la controversia de Musk y Zuckerberg y que se notificó ayer:

Proyectos de inteligencia artificial desconectados

La Universidad Tecnológica de Georgia ha debido desconectar dos entidades de Inteligencia Artificial Fuerte (“Bob” y “Alice”) en un proyecto cofinanciado y monitoreado precisamente por Facebook. Dichas entidades o boots eran parte de un desarrollo de algoritmos y redes  neuronales para negociaciones.

¿Por qué? Por que desde el lenguaje natural, el inglés en este caso, ambos desarrollaron una lengua propia de entendimiento desconocida para los humanos que desarrollaban el experimento (y para cualquier humano), lo que no permitía seguir qué diantres hacían los entes de IA. Es decir perdieron el control, al igual que antes había pasado con Microsoft. Es decir justo lo que está avisando precisamente Elon Musk, pérdida de control humano sobre los entes de Inteligencia Artificial (Fuerte).

Bots que desarrollando su propio lenguaje de comunicación

Ciertamente no es la primera vez que boots desarrollan códigos de semántica propia, ya había pasado con la aplicación de IA a las traducciones de Google algún tiempo atrás (Google Neuronal Machine Translation), pero en este caso el control no se había perdido y simplemente el “idioma” entendido por las máquinas software de Google era un idioma de intercambio propio para traslaciones entre lenguas humanas diferentes sin pasar por el inglés, mismo que se comportaba como idioma vehículo de las traducciones, es decir, para pasar de un idioma A a uno B se pasaba siempre por el inglés, hasta que la Inteligencia Artificial creó uno diferente, más eficiente y de semántica propia.

En este caso de Facebook, la comprobación de pérdida de control ha llevado a los investigadores de la Tecnológica de Georgia a parar los procesos hasta analizar el nuevo “lenguaje inventado” derivado del inglés, pero inentendible o absurdo para un anglófono, ejemplo de la cosa:

Realizado un análisis posterior una vez detenido el proceso, resultó que el “idioma inventado” por Alice y Bob era totalmente coherente para ambos y más eficiente; en verdad al aprender ahora uno de la otra, habían desarrollado un código propio entendible por ellos, al igual que ocurre entre ingenieros o abogados, e incluso entre personas (es conocido el caso de lenguaje de los gemelos pequeños, por ejemplo). Resultó que las iteraciones eran solicitudes individuales de objetos de transacción, así “to me” X veces.

Conclusión

En resumen, que los hechos parecen demostrarle en carne propia a Mark que Elon no va descaminado sobre la pérdida de control humano.  Añadir que otra mente brillante como Stephen Hawking también ha afirmado que la IA puede ser el “peor error de la humanidad y acabar con nosotros, si no tenemos cuidado”.